Estereotipos envejecidos

“Hoy en día, por primera vez en la historia, la mayoría de las personas puede aspirar a vivir hasta entrados los 60 años y más”  (OMS, 2015).

La calidad de vida en estos últimos años ha ido mejorando y con ello la esperanza de vida ha ido en aumento, las personas tienen más posibilidades de vivir durante muchos años más. Ya sea por un mejor estilo de vida donde la alimentación, el constante ejercicio, mejores sistemas de salud, entre otras cosas han contribuido a su mejora, es necesario de un cambio y no de aquella población sino de los demás y su percepción.

“El primer paso para envejecer bien pasa por la eliminación de las falsas concepciones y estereotipos sobre la vejez y el envejecimiento” Fernández – Ballesteros (2002)

Muchas personas tienen una percepción errada de la senectud, los adultos mayores no son personas acabadas o cargas para la familia como muchos conceptualizan. Definitivamente existen cambios que se dan en esta etapa de la vida, muchos de estos negativos y desafortunados para la persona; sin embargo, estos cambios no son completamente contraproducentes ya que algunos de estos problemas no son producto de la edad sino de condiciones que pueden ser modificables mediante intervenciones adecuadas. Por ejemplo, frente al declive mental, se pueden realizar ejercicios mentales; ante los olvidos se recomienda aprender estrategias para recordar; frente a los sentimientos de soledad, aprender habilidades sociales, practicar nuevas actividades agradables son perfectos para este caso además de contribuir a la prevención contra la depresión; frente a la lentitud, la artritis o presión arterial se pueden realizar los ejercicios que ayudaran a que estos problemas decrezcan.

En el Informe Mundial acerca del Envejecimiento y La Salud, refieren que es necesario saber que la edad avanzada no significa dependencia, muchos ignoran que las personas que se encuentran en la adultez mayor generan contribuciones a la sociedad. Por ejemplo en el Reino Unido, los adultos mayores contribuyen económicamente a su país. Si bien en países en vías de desarrollo no se tienen resultados o estadísticos concretos, se sabe que por ejemplo en África Subsahariana, en Kenya específicamente, la mayoría de los agricultores pequeños son mayores de 60 años, teniendo un rol fundamental al mantener la alimentación de Kenya. Algo importante que resaltar, es que los adultos mayores cumplen también un rol importante al apoyar a nuevas generaciones, como en Kenya, donde un tercio de las cuidadoras de niños son mujeres mayores.

Los adultos mayores también tienen otra forma de contribuir a la comunidad, como por ejemplo al brindar apoyo emocional en momentos difíciles, entre otras cosas.

Las personas en la adultez mayor no significan una carga o una no productividad, es imperativo un cambio de imagen, un cambio de percepción dirigido hacia estas personas, ver en ellos no debilidades sino fortalezas que hay que aprovechar y capacitar; de este modo también puedan hacer muchas más contribuciones. Por ello, las políticas deben de estar diseñadas para fomentar el fortalecimiento de las capacidades de los adultos mayores brindándoles de este modo oportunidades, mayor calidad de vida y un sentimiento de aceptación y productividad.

BIBLIOGRAFÍA

Fernández Ballesteros, R. (2002). Envejecer bien. Qué es y como lograrlo. Madrid. Ediciones Pirámide.

OMS. (2015). Informe Mundial sobre el Envejecimiento y La Salud. Recuperado el 10 de mayo de 2016 de http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/186471/1/WHO_FWC_ALC_15.01_spa.pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s