Tengo derechos al igual que tú.

U084840

“Es imposible garantizar los derechos civiles de un sector social dentro del contexto de la exclusión y la violación de los derechos humanos. Evidentemente, dentro de este marco los derechos sexuales son derechos humanos. La marginación, la pobreza, la falta de acceso a servicios de salud y protección y la falta de reconocimiento de la variedad de identidades (situaciones que llevan en ocasiones hasta el asesinato), son violaciones de los derechos a la plena ciudadanía de los hombres homosexuales, lesbianas, bisexuales y transgéneros (Díaz, Ayala, Bein, Henne & Marín, 2001).

El estigma instaurado en la actual sociedad es palpable. El rechazo, la discriminación hacia estas personas aún persiste y la única diferencia entre la actualidad y décadas atrás, es que la población denominada LGTB ahora quiere quitarse las ataduras del que dirán, del miedo y del rechazo, mostrarse tal como es. Actualmente, ellos se declaran como gay, lesbiana, bisexual o trans abiertamente, ya que ellos son seres humanos y reclaman tener derechos al igual que todos.

Está ampliamente documentado que las personas lesbianas, gays, trans, bisexuales e intersexuales son objeto de asesinatos, violencia sexual y de género, agresiones físicas, tortura, detenciones arbitrarias, acusaciones de conducta inmoral o desviada, la negación de los derechos de reunión, de expresión y de información, y la discriminación en el empleo, la salud y la educación en todas las regiones del mundo (CEAR, 2015).

En muchos países del mundo, existen diversos casos en donde personas que pertenecen a la población LGTB son violentadas por su familia, por compañeros de colegio, por el lugar donde vive, por agentes públicos, por gente que transita por la calle; en realidad, por cualquier persona. Un ejemplo de ello, es el caso de un joven en el país de Honduras, quien fue víctima de maltrato por parte de su familia, por ser considerado “diferente” y porque su comportamiento era “no correcto”; dejó el colegio a los 11 años por ser víctima de agresión por parte de sus compañeros y fue víctima de agresión sexual por un policía. Su madre se avergonzaba de “ella”, fue retenido en la cárcel, donde sufrió varias agresiones como golpes, por lo que finalmente decidió huir a España.

¿Por qué España? Según la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), España es el país con mayor porcentaje (88%) de aceptación de la homosexualidad en Europa, seguido por República Checa (80%), Gran Bretaña (76%), Italia (74%) y Polonia (42%). Y en Latinoamérica, en cuanto a la aceptación de la comunidad LGTB en Argentina se cuenta con un 74% (Domínguez, 2015).

En Perú, diferentes organizaciones consideran que nuestro país a diferencia de otros, aún cuenta con una fuerte estigmatización hacia la población LGTB. Una población altamente estereotipada y estigmatizada no permite el cumplimiento de los derechos básicos que toda persona debe de tener, “no es fácil que la gente entienda que la población LGTB son personas, que tienen y necesitan los mismos derechos” (PROMSEX).

Actualmente en nuestro país, existen diferentes organizaciones, institutos o grupos independientes que velan y tratan de ser agentes de un cambio social. A pesar que tienen diferentes metodologías, diferente accionar; tienen un mismo objetivo: Igualdad de derechos.

CiudadaníasX, es una ONG que busca principalmente la igualdad de derechos, busca concientizar a la sociedad, enfrentar el estigma y la discriminación existente en nuestro país por parte de la sociedad, que a diferencia de otros está mucho más arraigado. Esto gracias al activismo cultural: “Activismo Cultural es una forma de manifestarse ante un problema/conflicto, utilizando expresiones culturales y artísticas que producen la reflexión y toma de conciencia desde lo simbólico. De esta manera aspiramos a generar cambios socio-culturales en la sociedad”.

556877_376178342467491_985504408_n[2]

Fuente: CIUDADANÍASX. Activismo Cultural y Derechos Humanos

La ONG PROMSEX, busca instaurar políticas públicas que velen por la población LGTB en sus derechos sexuales y reproductivos; además de una participación activa de la población LGTB en la política, derechos en salud, educación; una inclusión. Esta ONG, espera dar un poco de cultura, “existe un prejuicio abundante y lo que se exige es respeto unos a otros”

Comencemos primero con algo básico, el respeto; y aquí recae la importancia actual. Muchos aceptan a la población LGTB y los apoyan; del mismo modo, existen personas (la mayoría) que no están de acuerdo con ellos, no los aceptan; sin embargo, esto no justifica el accionar de la persona. No porque no estés de acuerdo con ellos, actuarás con violencia, o vas a desprestigiar, a no contratar, no dar oportunidad de trabajo, minimizar, ignorar o abusar solo porque no compartes su preferencia sexual.

Respetar, no significa estar de acuerdo y compartir la misma idea, simplemente es una posición, un miramiento, se trata de tolerar. Creo que toda persona merece respeto, así estés o no estés de acuerdo con ellos, con su posición, opinión, decisión, por lo que es. La población LGTB son personas que merecen respeto en todo sentido, tanto en el trato dado como con el respeto y el cumplimiento de sus derechos básicos.

BIBLIOGRAFÍA

Dominguez, L. (2015). Cultura y sociedad. Recuperado el 12 de abril de 2016 de http://elordenmundial.com/cultura-y-sociedad/lgtb-logros-y-retos-en-el-siglo-xxi/

CEAR. (2016). Perseguidos LGTB. Recuperado el 11 de abril de 2016 de  http://www.perseguidoslgtb.org./

PROMSEX. (2014). Primer encentro de liderazgos políticos LGTBI de América Latina y el Caribe. Construyendo democracia para la igualdad. Recuperado el 4 de abril de 2016 de http://promsex.org/images/docs/Publicaciones/RelatoriaLiderazgosPoliticos2014.pdf

Díaz, R., Ayala, G., Bein, E., Henne, J., & Marín, B. (2001). The impact of homophobia, poverty, and racism on the mental health of gay and bisexual Latino men. Recuperado el 4 de abril de 2016 de http://www.lgbtfunders.org/files/Homophobia_Poverty_Racism.pdf

Toro-Alfonso, José. (2012). El Estado Actual de la Investigación Sobre la Discriminación Sexual. Terapia psicológica, 30(2), 71-76. Recuperado en 11 de abril de 2016, de http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-48082012000200007&lng=es&tlng=es. 10.4067/S0718-48082012000200007.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s