Nuestro paisaje sonoro

48692_Ruido[1]

A nivel mundial, la contaminación acústica es una de las mayores preocupaciones en el área urbana ya que tiene importantes consecuencias en la salud de la persona.

El tráfico en Lima es un problema actual y severo, seamos transeúntes o dueños de un carro, estemos en casa o en la calle, el ruido genera en nosotros una insatisfacción, un estado de estrés que involucra el cambio de nuestra conducta o comportamiento.

El oído es un sentido de alarma, que detecta el peligro y a la vez se encarga de alertarnos durante una faceta de sueño. Este, al ser muy sensible a los ruidos y al estar en una constante y fuerte exposición a estos, crea en nosotros un estado de alerta, de estrés que puede ser muchas veces inconsciente (Martínez 2015).

Estar expuestos a ruidos intensos tiene graves consecuencias como son el estrés, el malestar, la pérdida de atención, la dificultad de comunicación, la pérdida de oído, conductas agresivas, baja productividad, alteración de sueño, enfermedades, etc. En cuanto al estrés y la alteración de sueño, estos pueden originar problemas hormonales, casos de diabetes, entre otros.

Por otro lado, también se ve que el ruido excesivo tiene efectos cardiovasculares (hipertensión) y también tiene implicancias en las capacidades cognitivas ya que los niños presentan algunas deficiencias cognitivas ante la constante y prolongada exposición de ruidos.

Martínez nos dice que el ruido excesivo puede tener implicancias en el desarrollo del bebé, afectando así su desarrollo. También, nos da a conocer que los partos prematuros, el bajo peso de nacimiento, o el aumento de mortandad infantil está estrechamente relacionado con los niveles de tráfico.

En Lima, la población vulnerable está conformada por los niños y ancianos, estos son más sensibles a los ruidos, causando en ellos una perturbación de su sueño y por supuesto un cambio de conducta. Asimismo, niños que se encuentran o estudian cerca a zonas ruidosas presentan mayor nivel de agresividad, agitación, tendencia al aislamiento, etc. Estar expuestos a niveles altos de ruido,también disminuye la ayuda mutua.

Es importante estar informado ya que no sólo te haces daño a ti mismo sino también a los demás. Es esencial tener conocimiento de las consecuencias que pueden traer nuestras acciones, tomar consciencia de nuestro alrededor, reflexionar acerca de este y plantear estrategias o posibles métodos que contribuyan a la solución del problema. Contribuir con el cambio es importante, nos identifica y nos acerca a los demás, por ello, si tienes un vehículo no toques el claxon desenfrenadamente, especialmente cuando el carro de adelante está aguardando el cambio de luz; algo que sucede en nuestro país, es que a veces las personas tocan el claxon por tocar, sólo para apurar a alguien que al igual que él, no puede avanzar.

Bibliografía

Martínez, J. (2015). Contaminación acústica y ruido. Recuperado el 08 de abril de 2016 de http://www.ecologistasenaccion.org/IMG/pdf/cuaderno_ruido_2013.pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s